¿Qué objetivo te has planteado este día? No importa cuales sean tus prioridades hoy, espero que dentro de esos objetivos hayas considerado sonreír. El simple acto de sonreír va mucho más allá de mostrar tu emoción por algo, una sonrisa tiene gran poder, el poder de convencimiento, compromiso,  y lo más importante sinceridad.

Sonreír puede cambiar tu vida y la vida de quienes están a tu lado, la sonrisa es reconocida como un signo de proximidad, y compatibilidad con otras personas.

Sonreímos cuando estamos felices, no nos cuesta nada hacerlo, las personas que aman mucho sonríen con facilidad , porque la sonrisa muestra ante todo la fidelidad a si mismo. Una persona que vive en amargura le cuesta mucho regalar una sonrisa sincera.

Deja que la alegría interior ilumine tus días, no tienes por qué forzar una sonrisa, si eres feliz y estás conforme con todo lo que haces, se verá reflejado en tus gestos.

La sonrisa es algo innato en el ser humano, nacemos y sonreímos sin que nadie nos haya enseñado. Hemos sido diseñados para sonreír igual que para llorar. Lo más productivo que puedes hacer es regalar una sonrisa a la vida para agradecer por todas las cosas que te suceden.

La sonrisa es reconocida como un signo de proximidad

En tu vida no debe haber espacio para los rencores y la amargura, estos sentimientos solo aportan de manera negativa, y no permiten que tus ideas desarrollen. Aprende a desplazar todo lo malo y no cargues recuerdos del pasado que apocan tu sonrisa.

Con una sonrisa puedes alegrar los días de personas que quizá están pasando por un mal momento, recuerda que las sonrisas son contagiosas, y este puede ser un buen pretexto para acercarte a las personas que tanto amas, con una sonrisa.

Y es que algo está muy claro en toda sonrisa hay un lenguaje positivo, por ello recuerda puedes olvidarte de todo pero menos de sonreír. Si las cosas no salen como lo esperabas,  sonríe.

Si sientes que el tiempo se agota, sonríe.

Sonríe siempre porque no sabes lo que podrá pasar mañana.

Deja tu comentario