bchis_web_009_900x800 Quizá alguna vez  hayas deseado algo que no pudo ser.

Pero, si te das cuenta aún cuando decides renunciar a algo, en el camino vas encontrando nuevas oportunidades.

Muchas veces nos empeñamos en tener algo que a simple vista es imposible; sin percatarnos que indirectamente estamos forzando al destino.

“No renuncies a tus sueños y luchar por tu felicidad” es una frase que debes tenerla muy en cuenta.

Pero cuando se trata de amor y te has dado cuenta que vives en una lucha constante, donde la única persona que está dispuesta a luchar por la relación eres tú. Entonces, es momento de buscar otro camino.

Esto no es cobardía ni derrota, simplemente aprendes a seguir con tu vida sin amarguras ni remordimientos, en busca de tu felicidad.

Cuando algo no es para ti, déjalo ir y fija objetivos en metas diferentes.

No obstaculices el paso en el camino, pues así solo encontrarás rutas cerradas sin oportunidades.

Deja de aferrarte a algo que no funciona, porque terminarás atascado. Sal a buscar lo que te hace feliz, trabaja por tus sueños y suelta lo que no te hace bien por mas doloroso que sea.

Tal vez durante el camino esto sea difícil y encuentres muchos vacíos, debes aprender a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Los errores muchas veces son necesarios para aprender a ser fuerte.

Todos en algún momento queremos a una pareja a quien amar. No se puede confundir el “querer” con la “necesidad”.

Si necesitas a alguien para ser feliz, esto no funcionará ya que estarás cayendo en una dependencia.

Enfócate en tu bienestar, pon como prioridad tus sueños ya que tú eres la persona indicada para hacerlos realidad. Cuando tú valoras lo que eres no necesitas la aprobación de nadie más para ser feliz.

Si uno no se ama a si mismo jamás podrá amar a los demás de una manera sana.

Construye tu felicidad, dedícate tiempo a ti, viaja, conoce nuevas culturas, aprende de cada detalle que la vida te presente para que puedas superarte cada día.

Deja tu comentario